by denamora

Hasta el día de hoy, uno de mis días más felices fue cuando le dije que para siempre a Pati Patán. 

Como les decía, yo pensaba que las relaciones bonitas eran las que duraban años y después se casaban, así que 1 año y 9 meses después, pensaba que me faltaban un par más para dar el siguiente gran paso. 

Claro que habíamos hablado de hacer una vida juntos y me emocionaba pensar en todo lo que podríamos lograr juntos. Yo creo que es importante hablar con tu pareja antes de tomar una decisión tan importante como esta y digamos que Pati Patán y yo, ya sabíamos que íbamos a pasar el resto de nuestras vidas juntos.

Yo no me caracterizo por ser una persona que se deja sorprender muy fácil, soy muy intuitiva y normalmente cuesta trabajo que me sorprenda de verdad, pero quiero hacer énfasis en que él lo supo hacer a la perfección. Nivel experto: SUPERADO.

Les cuento como fue que le dije que SÍ a mi persona favorita.

El 2019 (además del 2020) había sido un año muy complicado para mi a nivel personal, me quedé sin trabajo a mediados de año y me costó MUCHO trabajo encontrar uno que cumpliera con todos los requisitos para que fuera feliz y creciera en el ámbito profesional.

En este proceso, tuve muchas subidas y bajadas de ánimo, fue el momento en el que más he dudado de mí, de mis capacidades, de mi talento y de mi potencial.
Durante esas fechas, en donde necesitaba dinero para solventar mis gastos, me llamaron 2 amigos (José y Diego) para invitarme a un shooting con otra amiga, para una marca de kimonos de unas chavas a las que les llevaban las redes sociales. Como sabían que necesitaba dinero, me ofrecieron $3,000 y OBVIO les dije que sí, me dijeron que faltaban como 3 semanas y que ellos me dirían bien todos los detalles más adelante.

Como yo seguía en mi desesperación por poder pagar mis gastos y por no sentirme peor, tomé un trabajo que CERO cumplía con mis expectativas laborales, morales y menos económicas, pero pues: era lo que había. 
Durante el mes que trabajé ahí, me sentí todo lo denigrada que no me había sentido en los 5 años que llevaba en el mundo laboral, así que digamos que necesitaba de todo y todos para sentirme mejor y olvidar lo mal que la pasaba. 

Fue entonces cuando mis amigos me dijeron que el shooting se haría el sábado 24 de agosto en Tepoz y que necesitaba llevar algo blanco para que lucieran los kimonos, me mandaron las fotos de los que me tocaría y pues decidí encontrar los accesorios perfectos para verme bonita. Obvio, les pregunté si podía acompañarme Pati Patán y hasta en broma me dijeron: Déjalo solo un ratito… (Era obvio que sabían que les iba a preguntar eso). Hicimos un grupo en whats para afinar detalles y me dijeron a qué hora pasarían por mi, como yo conozco perfecto a Pati Patán, les dije que mejor los veíamos allá.

Por poco y NO 

Un día antes de irnos al shooting, el papá de Pati Patán entró a terapia intensiva, por un problema en el riñón y demás complicaciones, por lo que pasamos todo el día en el hospital. Nunca había visto a mi Patán tan triste, por lo que yo deduje que era obvio que no quisiera ir conmigo al día siguiente, pero como realmente necesitaba el dinero, le dije que yo me iba con mis amigos y que él se quedara en el hospital, pero él insistió en acompañarme. 

Como llevábamos todo el día en el hospital, no habíamos comido, así que fuimos a una plaza a comer. Como buena mujer, quise entrar a una tienda a buscar algo para verme bonita, pero estaba indecisa porque: DESEMPLEO.

Muy lindo Pati Patán me dijo: 

  • Compratelo, mañana te van a pagar $3,000 

Y yo muy obediente, me lo compré….

El mejor día de mi vida (So far….)

El sábado muy puntual, 7:30am, llegó por mi. Guapo como siempre y con todo listo para darme la mejor sorpresa de mi vida. 
Manejó con TODA la calma del mundo (como nunca), iba cante y cante y yo… sin imaginarme lo que unas horas después me esperaría. 

Llegamos a Posada el Tepozteco, cabe aclarar que el camino para llegar no era nada bonito y yo ya estaba queriendo cancelar todo. (Ups!) Nuestros amigos, Lis, José y Diego ya nos estaban esperando para un rico desayuno buffet patrocinado por: “El cliente”, aka, Pati Patán. 

Chismeamos a gusto, desayunamos deli y Pati Patán fue al “baño” como 3 veces, en una de esas, me trajo la maleta que llevaba con mi ropa, con el pretexto de que estaba de camino al baño… (La realidad es que en la cajuela traía su saco y el anillo escondidos entre la llanta de refacción y la base de la cajuela y no quería que sospechara ni tantito). 

Aquí la prueba de lo poco enterada que estaba de que todo: ERA UNA MENTIRA.

Lis, mi amiga, estaba tan perdida en la sorpresa como yo. Los 3 hombres habían decidido hacer una sorpresa para las 2. Así que todo fue muy natural, nos cambiamos de ropa, nos compartimos accesorios y posamos emocionadas por la lanita que nos iba a caer y por tener fotitos bonitas que subir a nuestro Instagram.

Mi amix por siempre

Luego de un rato posando, José le preguntó a Diego por el lente XXX para la cámara (ESA ERA LA SEÑAL!!!!) y le dijo que estaba en el coche. Pati Patán muy listo dijo, de aquí soy y me voy con él… pero no contaba con que su novia (o sea yo) le preguntaría que a dónde iba… 

  • ¿A dónde vas?
  • Por agua al coche
  • Aquí tengo (Yo siempre cargo con un termo de agua a donde quiera que vaya)
  • Es que mi medicina está en el coche (Le había salido una perrilla el día anterior)
  • Ok

En lo que José y Pati Patán iban al coche, Diego, Lis y yo, seguíamos en lo nuestro… Después de un rato con Lis, llegaron mis fotos sola. 
Diego me llevó a un punto en donde de fondo teníamos el Tepozteco, así que comenzó a darme instrucciones de cómo posar, pero “no le gustaba la toma”, así que me cambió un poco de lugar y me dijo: 

  • No te muevas, que me arruinas la toma.

Fueron como 2 min de silencio total, donde solo se escuchaba la cámara, Lis ya no estaba cantando y Diego tampoco me decía nada, así que después de no saber qué hacer, decido voltear y ahí es donde vi al amor de mi vida, caminando hacía mi, con un ramo de flores, nuevo look y una sonrisa de oreja a oreja…

OBVIO ya sabía lo que venía. Lis no tenía idea de qué estaba pasando y Diego y José muy metidos en su papel, capturaron cada segundo de aquel momento tan feliz de mi vida. 

No puedo explicarles la felicidad que sentí. Mi anillo era PERFECTO, él lo había diseñado y lo había grabado con una palabra y un símbolo que siempre usábamos. Me dijo las palabras más bonitas, me sorprendió y además logró capturar TODO sin que yo sospechara ni un poquito. 

Todo era risa y diversión, incluso me olvidé que el muy condenado me hizo gastar un dinero que no tenía y que NO ME IBAN A PAGAR!!! Bueno, al menos yo me llevé el premio mayor, pobre Lis se quedó sin sus $3,000 jaja.

Pero ahí no acababa todo, después de una mañana espectacular, nos esperaba una comida con mis papás y mi hermana, y más tarde… una fiesta de compromiso de sueño. TODAS las personas más importantes de mi vida (faltó mi abuelita y un par de amigos) estaban juntas en un mismo lugar, celebrando nuestro amor y haciendo que el día más feliz de mi vida, terminara como nunca imaginé.

Todo lo mandó a personalizar con nuestros nombres
Todo era hermoso, rosa y blanco y con nuestros nombres

Gracias José y Diego por hacer ese día tan especial y ser cómplices de la mentira más bonita. 
Gracias Lis por siempre ser mi cómplice, luego te reponemos tus $3,000 

Y gracias Pati Patán por hacerme siempre tan feliz. 

Aquí el video de cómo dije que SÍ:

Con cariño,

Den

También te puede interesar

Dejar un Comentario